Etiqueta: #Time

#Venusiana6 (Agenda)

#Venusiana6 (Agenda)

En esta publicación quería dejar reflejado lo importante que es para mí esta herramienta, pero que a la vez también fuera una entrada que pudiera ser de utilidad para cualquier persona que la leyese. ¡El grial de mis herramientas de trabajo! No sé qué haría sin ella.

Cada persona tendrá su método favorito para poder organizar su vida, como por ejemplo utilizar dos agendas, una para la vida personal y otra distinta para el trabajo. Por este motivo, me gustaría aclarar que cada uno puede utilizar el tipo de agenda que mejor le convenga, incluyendo los bullets journals, que se pusieron tan de moda hace unos años.

Como cada uno se organice ya es cosa suya, pero la agenda es una de las mejores formas de poder llevar un control a corto, medio y largo plazo de todas nuestras actividades, eventos y plazos, durante todo un año. De hecho, no es que sea una herramienta nueva e innovadora que viene a resolvernos la vida. Lo único que cambia y se renueva es la forma de utilizarla para intentar sacarle el máximo partido.

Si creamos un código propio, basado en un sistema flexible, que nos permita ir cumpliendo las tareas según su prioridad, pero con el que podamos posponerlas si no las cumplimos en un determinado plazo (que nos marcamos nosotros mismos, como por ejemplo una semana, dependiendo de su importancia). A base de ensayo y error seremos capaces de descubrir cuál es el sistema que mejor nos conviene.

Para mí, ese es el sistema que mejor me ha funcionado. Tanto si tienes una agenda que compras, como si te haces tú una propia, lo más importante es que el sistema que elijas no sea demasiado exigente. Para conseguir el equilibrio es necesario ser conscientes y realistas sobre la cantidad de cosas que seremos capaces de hacer.

No sirve de nada poner que haremos mil cosas al día cuando sabemos que tenemos que ir a clase o al trabajo y no tendremos tanto tiempo como nos gustaría. Hay que contar con el tiempo y esfuerzo que requerirá cada actividad e intentar que haya un número equilibrado de actividades que nos llevarán mucho tiempo, con otras que podremos cumplir de forma más sencilla.

Esto último es algo muy importante, ya que cuando somos capaces de cumplir los objetivos que nos marcamos para el día, conseguimos reforzar en nosotros una sensación positiva de realización. Por tanto, llenar las páginas de la agenda con tareas que no podremos cumplir lo único que consigue es que nos frustremos por no poder cumplir una lista llena de objetivos imposibles.

En realidad, no existe un sistema infalible que nos diga exactamente qué hacer y qué páginas son las que tiene que llevar una agenda sí o sí. Libros, películas, series, conciertos, cosas que quiero hacer, etc., son títulos de posibles páginas que incluir, pero insisto en que eso no es lo importante de esta herramienta, ya que eso dependerá de los gustos de cada uno.

Y vosotros, ¿cómo os organizáis?

#Ensoñaciones5 (Relevantarnos)

#Ensoñaciones5 (Relevantarnos)

Cuando una situación puede con nosotros y no logramos conseguir el objetivo que nos habíamos marcado, tenemos dos opciones: quedarnos parados esperando que la solución llegue a nosotros como por arte de magia y nos arregle la vida, o podemos relevantarnos.

De acuerdo, pero ¿qué es exactamente eso de #Relevantarnos? Pues me refiero a ese momento en el que tomamos la determinación de sobreponemos a los obstáculos que se nos presentan. Ante cada chasco, cada decepción o cada momento en el que no hemos conseguido aquello por lo que tanto hemos trabajado, no nos rendimos y lo seguimos intentando una vez más.

Hace mucho tiempo no me imaginaba yo que diría estas palabras, y mucho menos que las escribiría. Es posible que el tiempo y la vida se hayan aliado para enseñarme lo contrario de lo que pensaba hace años. Creo que se debe a la mala fama que tiene el #Coaching. Demasiados vendemotos que lo único que querían era sacarnos el dinero y hacernos perder el tiempo.

Hay frases que escuchamos en determinados momentos que nos acaban marcando de por vida. A día de hoy, si os soy sincera, no recuerdo bien la frase de la que os quiero hablar, ni quién la dijo, pero desde que la oí (tampoco sé deciros el momento exacto, solo que era bastante pequeña) el mensaje se me quedó grabado. Puede que al principio no le diera la importancia que merece, pero fue calando en mí hasta que la hice mía.

Lo que la frase venía a decir era que si cuando algo falla o no sale como queríamos, en lugar de concentrarnos en buscar responsables, nos concentramos en buscar qué podemos mejorar por nuestra parte, conseguiríamos tener en nuestra mano el poder de cambiar nuestra situación, o por lo menos intentarlo.

Con esto tampoco quiero decir que el resultado de todo lo que nos pase sea única y exclusivamente nuestra responsabilidad, pero es cierto que lo sí que está en nuestra mano es la forma en la que nos tomamos las cosas, por ejemplo. Por este motivo os animo a todos a reflexionar y a ver el lado bueno de equivocarse y cometer errores, ya que siempre se puede aprender y crecer como personas. Siempre podemos mejorar.

#Venusiana3 (Caos Personal)

#Venusiana3 (Caos Personal)

Tanto si sois de las personas que aman escribir a mano, los rotuladores de colores, las pegatinas, etc.; como si sois de las personas que adoran la tecnología y todo lo que tenga que ver con las herramientas telemáticas, existe un tipo de herramientas específicas para vosotras.

Los seguidores habituales del blog podrían pensar que seguir hablando sobre organización es algo incoherente por mi parte, ya que en el último mes no estoy siendo todo lo puntual y constante que debería a la hora de subir entradas. Sin embargo, aquí estoy hablando sobre cómo organizarse para alcanzar nuestros objetivos de forma más efectiva.

Para mí, existen tres herramientas sin las que no podría pasar: una agenda, calendarios mensuales y mapas mentales. Me han ayudado muchísimo, tanto a corto como a largo plazo, y por eso les quiero dedicar una entrada exclusiva a cada uno de ellos y así poder contaros como las uso en profundidad y por qué son piezas fundamentales en mi día a día.

Sin embargo, no son las únicas herramientas que utilizo para poder aumentar mi efectividad. Desde mi experiencia he descubierto que para ser más efectiva tengo que organizar mis objetivos según su importancia y su temporalidad. Hay que desmembrar cada tarea en tareas más pequeñas de forma que se puedan realizar fácilmente.

Una de mis aplicaciones favoritas y que más me ayuda a la hora de concentrarme se llama TimeDoser y funciona a modo de temporizador para el ordenador, pero mejorado y con más funciones. Esta pequeña aplicación de escritorio permite establecer tiempos de trabajo (desde 15 a 60 minutos), con sus respectivos descansos (que pueden variar desde 5 a 15 minutos los cortos, y de 15 a 30 minutos los largos).

Si nuestra capacidad de concentración nos permite trabajar durante 45 minutos seguidos, podemos establecer descansos cortos de 5 o 10 minutos y seguir trabajando durante otros 45 minutos. Una vez hayamos completado dos o tres espacios de trabajo se recomienda establecer algún descanso más largo que dure unos 15 o 20 minutos, como cuando vamos a clase.

Una vez tengamos nuestra rutina establecida y sepamos cómo nos conviene segmentar nuestro trabajo y sus descansos, solo tendremos que pulsar el temporizador y dedicarnos a concentrarnos en nuestros objetivos para ese día. Podemos elegir que nos avise tanto a través de sonidos como de notificaciones en pantalla.

Para terminar, os diré que priorizar y organizar las tareas según su fecha límite y el trabajo necesario para alcanzar cada objetivo son claves para llegar a ser cada día más efectiva, a pesar de las adversidades. Pequeñas aplicaciones como está, que pueden parecer innecesarias, son las que más me han ayudado a la hora de ser más productiva durante mi tiempo de trabajo.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!