Etiqueta: #Organization

#Venusiana6 (Agenda)

#Venusiana6 (Agenda)

En esta publicación quería dejar reflejado lo importante que es para mí esta herramienta, pero que a la vez también fuera una entrada que pudiera ser de utilidad para cualquier persona que la leyese. ¡El grial de mis herramientas de trabajo! No sé qué haría sin ella.

Cada persona tendrá su método favorito para poder organizar su vida, como por ejemplo utilizar dos agendas, una para la vida personal y otra distinta para el trabajo. Por este motivo, me gustaría aclarar que cada uno puede utilizar el tipo de agenda que mejor le convenga, incluyendo los bullets journals, que se pusieron tan de moda hace unos años.

Como cada uno se organice ya es cosa suya, pero la agenda es una de las mejores formas de poder llevar un control a corto, medio y largo plazo de todas nuestras actividades, eventos y plazos, durante todo un año. De hecho, no es que sea una herramienta nueva e innovadora que viene a resolvernos la vida. Lo único que cambia y se renueva es la forma de utilizarla para intentar sacarle el máximo partido.

Si creamos un código propio, basado en un sistema flexible, que nos permita ir cumpliendo las tareas según su prioridad, pero con el que podamos posponerlas si no las cumplimos en un determinado plazo (que nos marcamos nosotros mismos, como por ejemplo una semana, dependiendo de su importancia). A base de ensayo y error seremos capaces de descubrir cuál es el sistema que mejor nos conviene.

Para mí, ese es el sistema que mejor me ha funcionado. Tanto si tienes una agenda que compras, como si te haces tú una propia, lo más importante es que el sistema que elijas no sea demasiado exigente. Para conseguir el equilibrio es necesario ser conscientes y realistas sobre la cantidad de cosas que seremos capaces de hacer.

No sirve de nada poner que haremos mil cosas al día cuando sabemos que tenemos que ir a clase o al trabajo y no tendremos tanto tiempo como nos gustaría. Hay que contar con el tiempo y esfuerzo que requerirá cada actividad e intentar que haya un número equilibrado de actividades que nos llevarán mucho tiempo, con otras que podremos cumplir de forma más sencilla.

Esto último es algo muy importante, ya que cuando somos capaces de cumplir los objetivos que nos marcamos para el día, conseguimos reforzar en nosotros una sensación positiva de realización. Por tanto, llenar las páginas de la agenda con tareas que no podremos cumplir lo único que consigue es que nos frustremos por no poder cumplir una lista llena de objetivos imposibles.

En realidad, no existe un sistema infalible que nos diga exactamente qué hacer y qué páginas son las que tiene que llevar una agenda sí o sí. Libros, películas, series, conciertos, cosas que quiero hacer, etc., son títulos de posibles páginas que incluir, pero insisto en que eso no es lo importante de esta herramienta, ya que eso dependerá de los gustos de cada uno.

Y vosotros, ¿cómo os organizáis?

#Organización2

#Organización2

¡Hola Venusianas y Venusianos! Bienvenidos a otra nueva entrada sobre la organización del blog. En esta ocasión solamente quiero comentaros unos pequeños cambios.

A partir de ahora, el ritmo de las publicaciones va a pasar de una entrada semanal a una cada 15 días. No quería bajar la cantidad de publicaciones, pero ahora mismo no estoy teniendo el tiempo necesario para poder preparar el tipo de contenido que me gustaría publicar.

Además de seguir compartiendo mi experiencia y mi punto de vista, quiero introducir en el blog más contenido relacionado con la traducción. Otro motivo por el cual necesito bajar el ritmo de publicaciones, ya que este tipo de entradas necesita un tiempo de preparación mayor.

Se han actualizado algunas de las imágenes destacadas de las antiguas publicaciones para no abusar siempre de las mismas y renovar un poco la imagen del sitio. También se han introducido nuevas categorías:

  • VenusianaTranslations:

En esta sección además de aparecer la presentación del sitio, hablaré de todos aquellos temas relacionados con la organización del mismo.

Se explicarán las distintas categorías de las que consta el blog y en qué consisten; y también incluiré las entradas relacionadas con la web y mis distintas experiencias como creadora de contenido en línea.

  • VenuTraducciones:

Puede sonar parecido al apartado anterior, pero en estas entradas aparecerán ejemplos de traducciones que he hecho, junto con un pequeño comentario macrotextual y microtextual.

El objetivo será compartir con los lectores los retos y dificultades a las que nos podemos enfrentar dependiendo del tipo de texto, del tipo de encargo, del plazo que tengamos, etc.

Espero que os sigan gustando las publicaciones y que sea fácil navegar a través de la forma en al que están organizadas. ¡Besitos!

#VenuTraducciones2 (Pues resulta que no)

#VenuTraducciones2 (Pues resulta que no)

Aquí está una intentando traducir un artículo de Wikipedia cuando de repente me doy cuenta de un par de cosas que van a cambiar mi día por completo. La primera, que en las publicaciones de Wikipedia el nombre que aparecía era mi antiguo apodo en las redes; y la segunda, que no había leído toda la política de privacidad tan detalladamente como había pensado.

Así que vengo a contaros mis últimas experiencias a ver si, además de aprender de mis errores, puedo ayudar a alguien. Al crear mi nombre de usuario (algunos ya sabéis que comencé en las redes sociales con otro nombre) utilicé un nombre de mi invención que pretendía utilizar para mi proyecto de página web y blog: Politrujamana.

Este nombre, aunque tuvo sus apoyos, tuvo muchos más detractores, por lo que decidí cambiarlo a un nombre por el que la gente de mi entorno, sobre todo del mundo de la traducción me reconocería mucho más fácilmente: Venusiana. ¿Y por qué así? Porque siempre he utilizado este apodo en Whatsapp y en otras redes, por lo que pensé en llamar así a la web y al blog.

Al mencionar las entradas en las que he colaborado traduciendo para Wikipedia quería que el nombre concordase con mi proyecto actual. Pues bien, leed bien la política de usuario y el resto de normas, e id paso a paso y poco a poco. Al querer cambiar el nombre, además de no ser posible el cambio por tratarse de un nombre «comercial», han salido a la luz un par de infracciones que estaba cometiendo y que tenían que modificarse lo antes posible.

En principio, al tratarse de una comunidad basada en el respeto y la buena fe, cuando incumplimos alguna regla dentro de su política de privacidad nos avisan con el tiempo suficiente para que podamos corregir los fallos. En el caso de que no lo sean, podemos reclamar y aportar las pruebas necesarias para demostrar que no hemos incumplido con sus normas y así poder evitar que borren nuestras aportaciones.

Primer error: pensar que tu página de usuario dentro de Wikipedia es una carta de presentación. No lo es. En esta página lo que debemos contar es nuestro paso por la comunidad: nuestras experiencias y opiniones, páginas y enlaces que hayan podido contribuir a que nuestra experiencia haya sido más sencilla, etc. También podemos añadir cosas como los idiomas que hablamos, pero sin promocionarnos. Hay que contar solamente lo relacionado con el propio sitio web.

Segundo error: no añadir el enlace del artículo traducido como referencia o fuente de mi traducción, y mira que cuando publiqué la entrada en el blog lo dejé todo bien mencionado. Al estar unida como traducción de un artículo, pero eso no es suficiente dentro de las políticas de creación de artículos. Por eso os he dicho que no lo había leído todo tan detalladamente como pensaba, lo que me ha hecho replantearme dos cosas. Ya os contaré.

Pronto más novedades en la próxima entrada de #VenuTraducciones.

¡Saludos Venusianos y Venusianas!

#Venusiana4 (Calendarios)

#Venusiana4 (Calendarios)

Para mí el calendario es una delas herramientas que más me ha ayudado a la hora de mi organización, especialmente a corto y medio plazo. Los calendarios que más utilizo y que más prácticos me resultan en mi planificación son dos: el calendario mensual, que me permite poder ver los eventos más importantes de todo el mes de un solo vistazo; y el calendario anual o planning, que me permite hacer lo mismo pero más a largo plazo.

Estas dos herramientas me permiten dividir y subdividir mis grandes objetivos en tareas más pequeñas que me permitan conseguir mis metas de forma más sencilla. Cuando tengo que realizar una traducción de diez mil palabras para dentro de quince días, no es lo mismo hacerlas todas en un dos días, que fragmentarlas en mil palabras diarias.

Al combinar una herramienta más a corto plazo con una más a largo plazo, puedo conseguir planificar mucho mejor en el tiempo mis tareas, con lo que consigo una forma más efectiva en la que efectuarlas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que cualquier día somos susceptibles de sufrir imprevistos por lo que en muchas ocasiones tendremos que reorganizar el calendario.

No me gusta desaprovechar papel, pero he descubierto que como soy de esas personas a las que les encantan los rotuladores, los colores, las pegatinas, y todo lo que podemos encontrar en una papelería. Según mi experiencia, para mí es mejor tener un folio en el que ir apuntando y tachando las tareas dependiendo de mis necesidades.

Puede que para mí no hayan terminado funcionando tan bien como el método de toda la vida de un papel y un lápiz, pero también soy una persona a la que le encantan las herramientas telemáticas que nos facilitan la vida. De hecho, quiero compartir a continuación una serie de aplicaciones que he probado y me han gustado mucho en lo referente a calendarios y organización en el tiempo.

Por ejemplo, la que más he utilizado que me permite tener tanto un calendario mensual como anual es Sectograph. Se trata de una aplicación para el teléfono móvil desde la que podemos ver con un widget todos nuestros eventos programados, tanto para el día, como el mes como el año. Al estar vinculada con nuestro calendario de Google podremos actualizar lo eventos desde cualquier parte. Aquí tenéis una imagen de cómo se vería:

Espero que os pueda ser de utilidad. Y para aquellos que prefieran el formato en papel como yo, aquí os dejo un ejemplo de las platillas que hago con la hoja de cálculo (ya sea Calc o Excel, eso lo dejo en vuestras manos). Esta es para enero de 2019:

#Venusiana3 (Caos Personal)

#Venusiana3 (Caos Personal)

Tanto si sois de las personas que aman escribir a mano, los rotuladores de colores, las pegatinas, etc.; como si sois de las personas que adoran la tecnología y todo lo que tenga que ver con las herramientas telemáticas, existe un tipo de herramientas específicas para vosotras.

Los seguidores habituales del blog podrían pensar que seguir hablando sobre organización es algo incoherente por mi parte, ya que en el último mes no estoy siendo todo lo puntual y constante que debería a la hora de subir entradas. Sin embargo, aquí estoy hablando sobre cómo organizarse para alcanzar nuestros objetivos de forma más efectiva.

Para mí, existen tres herramientas sin las que no podría pasar: una agenda, calendarios mensuales y mapas mentales. Me han ayudado muchísimo, tanto a corto como a largo plazo, y por eso les quiero dedicar una entrada exclusiva a cada uno de ellos y así poder contaros como las uso en profundidad y por qué son piezas fundamentales en mi día a día.

Sin embargo, no son las únicas herramientas que utilizo para poder aumentar mi efectividad. Desde mi experiencia he descubierto que para ser más efectiva tengo que organizar mis objetivos según su importancia y su temporalidad. Hay que desmembrar cada tarea en tareas más pequeñas de forma que se puedan realizar fácilmente.

Una de mis aplicaciones favoritas y que más me ayuda a la hora de concentrarme se llama TimeDoser y funciona a modo de temporizador para el ordenador, pero mejorado y con más funciones. Esta pequeña aplicación de escritorio permite establecer tiempos de trabajo (desde 15 a 60 minutos), con sus respectivos descansos (que pueden variar desde 5 a 15 minutos los cortos, y de 15 a 30 minutos los largos).

Si nuestra capacidad de concentración nos permite trabajar durante 45 minutos seguidos, podemos establecer descansos cortos de 5 o 10 minutos y seguir trabajando durante otros 45 minutos. Una vez hayamos completado dos o tres espacios de trabajo se recomienda establecer algún descanso más largo que dure unos 15 o 20 minutos, como cuando vamos a clase.

Una vez tengamos nuestra rutina establecida y sepamos cómo nos conviene segmentar nuestro trabajo y sus descansos, solo tendremos que pulsar el temporizador y dedicarnos a concentrarnos en nuestros objetivos para ese día. Podemos elegir que nos avise tanto a través de sonidos como de notificaciones en pantalla.

Para terminar, os diré que priorizar y organizar las tareas según su fecha límite y el trabajo necesario para alcanzar cada objetivo son claves para llegar a ser cada día más efectiva, a pesar de las adversidades. Pequeñas aplicaciones como está, que pueden parecer innecesarias, son las que más me han ayudado a la hora de ser más productiva durante mi tiempo de trabajo.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!

#Colegiala2 (Acceso a la universidad)

#Colegiala2 (Acceso a la universidad)

Actualmente, existen varias formas de acceder a la universidad y dependiendo de nuestro camino en la vida, y del grado que queramos realizar podremos elegir entre distintas vías. La habitual, consiste en hacer selectividad cuando se termina el bachillerato, pero no tiene por qué ser nuestra primera ni la única.

Por todos son conocidas las pruebas de acceso para mayores de 25 y de 45 años. Ambas opciones se basan más en el acceso mediante la edad y no mediante los logros académicos anteriores. Para aquellos que prefieran acceder mediante esta última opción, tranquilos, que hay donde elegir además de la vía habitual.

En todas estas pruebas de acceso podremos encontrar una parte troncal (que nos dará una nota sobre diez) y una parte opcional, que nos dará otros cuatro puntos, necesarios para poder acceder a los grados más demandados cuya nota media puede rondar los trece puntos. Depende del año y de la comunidad autónoma cambiarán.

En mi caso, cuando me presenté solo hice las optativas, ya que podía acceder a través de un Ciclo Formativo de Grado Superior. La nota de la parte troncal se correspondía con la nota media del ciclo y solo necesitaba hacer la parte optativa para poder optar a la puntuación máxima actual.

Esa colegiala bonica, que a sus 27 años decide presentarse a selectividad y no sabe ni como rellenar la primera página con sus datos personales. Imaginad la cara de la zagalica que había junto a mí cuando le pregunté cómo tenía que rellenarla.

Para que nos situemos en contexto un poco y se entienda mejor por qué no sabía ni rellenar la plantilla con mis datos, hay que tener en cuenta que me preparé el examen por mi cuenta. Recurrí a mis antiguos profesores para pedirles la nueva teoría, busqué exámenes por Internet y rescaté mis antiguos apuntes.

A pesar de conseguir tres de los cuatro puntos que podía obtener, durante la primera fase no entré en ninguna de mis dos primeras opciones. Traducción e Interpretación de inglés era la primera, y de francés la segunda. Sin embargo, en la segunda fase conseguí entrar en la rama de francés, y ¡por fin me matriculé en la universidad!

¡Besicos Venusianas y Venusianos!

#Venusiana2 (Constancia)

#Venusiana2 (Constancia)

Para ser una de las primeras entradas sobre traducción, puede parecer que la constancia no está relacionada directamente ni con la traducción ni con la interpretación. Sin embargo, es un factor imprescindible para todos aquellos que quieran dedicarse a estas dos profesiones. En ambas especializaciones la constancia es un factor clave.

Es lógico, ¿no? A lo largo de nuestra vida, la paciencia y la constancia son componentes fundamentales para el éxito de cualquier proyecto que emprendemos. Además, la cosa se complica si tenemos en cuenta que los idiomas, por muy bien que se nos den o lo fácil que puedan parecer, no se aprenden de la noche al día.

Para los traductores, es necesario practicar con asiduidad para poco a poco ir adquiriendo, mejorando y afianzando nuestro nivel. Hay que leer mucho, mucho, muchííísimo en los idiomas que estudiamos, no solo en la lengua materna. Conocer la cultura del texto de origen es igual de importante que conocer la cultura del texto meta.

Para poder entrenar mi constancia decidí crear este proyecto ya que mantener una entrada semanal (o ese es mi plan) supondrá una verdadera motivación y un reto. Mi objetivo es que el blog me permita llevar un ritmo de publicaciones que pueda compaginar con el último año de carrera (y sobre todo con el TFG, y no creo que necesite añadir mucho más).

Por este motivo, ánimo a todos aquellos que quieran entrenar su constancia a comprarse una agenda (para utilizarla, obviamente); a buscar unos calendarios (vista mensual); y que con su ayuda se establezcan, se organicen y se programen unos objetivos a corto, medio y largo plazo. Si conseguimos hacer un buen uso de estas herramientas tendremos la base para ser capaces de mantener cualquier proyecto durante el tiempo que sea necesario.

¡Gracias por dejarte caer y hasta la semana que viene Venusianas y Venusianos!

¡Besicos! 🙂