Etiqueta: #Herramientas

#Venusiana6 (Agenda)

#Venusiana6 (Agenda)

En esta publicación quería dejar reflejado lo importante que es para mí esta herramienta, pero que a la vez también fuera una entrada que pudiera ser de utilidad para cualquier persona que la leyese. ¡El grial de mis herramientas de trabajo! No sé qué haría sin ella.

Cada persona tendrá su método favorito para poder organizar su vida, como por ejemplo utilizar dos agendas, una para la vida personal y otra distinta para el trabajo. Por este motivo, me gustaría aclarar que cada uno puede utilizar el tipo de agenda que mejor le convenga, incluyendo los bullets journals, que se pusieron tan de moda hace unos años.

Como cada uno se organice ya es cosa suya, pero la agenda es una de las mejores formas de poder llevar un control a corto, medio y largo plazo de todas nuestras actividades, eventos y plazos, durante todo un año. De hecho, no es que sea una herramienta nueva e innovadora que viene a resolvernos la vida. Lo único que cambia y se renueva es la forma de utilizarla para intentar sacarle el máximo partido.

Si creamos un código propio, basado en un sistema flexible, que nos permita ir cumpliendo las tareas según su prioridad, pero con el que podamos posponerlas si no las cumplimos en un determinado plazo (que nos marcamos nosotros mismos, como por ejemplo una semana, dependiendo de su importancia). A base de ensayo y error seremos capaces de descubrir cuál es el sistema que mejor nos conviene.

Para mí, ese es el sistema que mejor me ha funcionado. Tanto si tienes una agenda que compras, como si te haces tú una propia, lo más importante es que el sistema que elijas no sea demasiado exigente. Para conseguir el equilibrio es necesario ser conscientes y realistas sobre la cantidad de cosas que seremos capaces de hacer.

No sirve de nada poner que haremos mil cosas al día cuando sabemos que tenemos que ir a clase o al trabajo y no tendremos tanto tiempo como nos gustaría. Hay que contar con el tiempo y esfuerzo que requerirá cada actividad e intentar que haya un número equilibrado de actividades que nos llevarán mucho tiempo, con otras que podremos cumplir de forma más sencilla.

Esto último es algo muy importante, ya que cuando somos capaces de cumplir los objetivos que nos marcamos para el día, conseguimos reforzar en nosotros una sensación positiva de realización. Por tanto, llenar las páginas de la agenda con tareas que no podremos cumplir lo único que consigue es que nos frustremos por no poder cumplir una lista llena de objetivos imposibles.

En realidad, no existe un sistema infalible que nos diga exactamente qué hacer y qué páginas son las que tiene que llevar una agenda sí o sí. Libros, películas, series, conciertos, cosas que quiero hacer, etc., son títulos de posibles páginas que incluir, pero insisto en que eso no es lo importante de esta herramienta, ya que eso dependerá de los gustos de cada uno.

Y vosotros, ¿cómo os organizáis?

#Colegiala4 (Cursillos al bolsillo)

#Colegiala4 (Cursillos al bolsillo)

Algo de lo que puedo estar orgullosa es de poder decir que nunca he dejado de formarme. Aunque estuviese trabajando nunca he dejado de estudiar, no solo idiomas, sino materias totalmente dispares entre sí. No obstante, prepararme en ámbitos distintos me ha permitido crecer y salir de mi zona de confort.

Se podría decir que cada persona ha nacido para desempeñar una función en base a sus características personales. En mi caso por ejemplo no podría ser médica, ya que en cuanto veo sangre me mareo. Sin embargo, dentro de saber que no servimos para desempeñar ciertas funciones, también es cierto que si no probamos nunca sabremos.

Conozco varias personas que se han metido a estudiar el Grado de Traducción e Interpretación porque le gustaban los idiomas, como es mi caso; pero en realidad se han dado cuenta de que no se quieren dedicar a la traducción, les gusta más la docencia. A mí personalmente siempre me ha llamado la atención la interpretación y conseguir conectar dos culturas distintas, pero hasta que no lo estudiamos no lo podemos saber cien por cien.

Todo esto lo digo porque para mí no ha sido tan fácil encontrar mi camino y gracias a que he hecho cursos de todo tipo (de auxiliar de congresos, de inteligencia emocional, de animadora turística, etc.), pude darme cuenta de cuál era el camino que quería seguir en la vida. Puede que me gusten los idiomas y se me den bien, pero eso no quiere decir que tuviera mi vocación ya decidida.

De ahí la importancia de hacer muchos cursillos, no importa si son más largos o más cortos, si son de esto, o de aquello. Lo importante es probar cosas nuevas y diferentes. Hoy en día existen un montón de formas y facilidades para hacer cursos, tanto de forma presencial, semipresencial o en línea. Dependiendo de nuestras necesidades podemos encontrar un curso para nosotros.

Además de Youtube, en el que cada día hay más canales donde aprender prácticamente todo lo que se quiera, existen aplicaciones para el teléfono móvil o la tableta en las que poder encontrar todo tipo de cursos. Tenemos tanto las específicas que solo ofrecen cursos de idiomas (Duolingo, Drops, etc.), tanto las que tienen un catálogo un poco más grande de cursos para ofrecer, con temas mucho más específicos que los que encontramos habitualmente.

Hoy quiero hablaros de Coursera, que para aquellas personas que no la conozcan, se trata de una aplicación que funciona como un súper pero de cursos. Se pueden encontrar todo tipo de cursos, gratuitos o de pago, en los que generalmente se ofrece un certificado tras la realización del curso, lo que es un gran punto a favor a la hora de poder incluirlos en nuestro currículum. Es posible que en algunos cursos que son gratuitos, sí que tengamos que pagar por el certificado, pero aparece todo detallado en la información del curso. 

Esta aplicación que también funciona a través de un buscador web que nos ofrece cursos los cuales pueden variar entre arte y humanidades, negocios, informática, matemáticas y lógica, desarrollo personal, idiomas, y un largo etcétera de temas y subtemas mucho más específicos y especializados entre los que poder perderse aprendiendo de forma fácil y desde la comodidad de nuestras casas.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!