Etiqueta: #Escribir

#Venusiana6 (Agenda)

#Venusiana6 (Agenda)

En esta publicación quería dejar reflejado lo importante que es para mí esta herramienta, pero que a la vez también fuera una entrada que pudiera ser de utilidad para cualquier persona que la leyese. ¡El grial de mis herramientas de trabajo! No sé qué haría sin ella.

Cada persona tendrá su método favorito para poder organizar su vida, como por ejemplo utilizar dos agendas, una para la vida personal y otra distinta para el trabajo. Por este motivo, me gustaría aclarar que cada uno puede utilizar el tipo de agenda que mejor le convenga, incluyendo los bullets journals, que se pusieron tan de moda hace unos años.

Como cada uno se organice ya es cosa suya, pero la agenda es una de las mejores formas de poder llevar un control a corto, medio y largo plazo de todas nuestras actividades, eventos y plazos, durante todo un año. De hecho, no es que sea una herramienta nueva e innovadora que viene a resolvernos la vida. Lo único que cambia y se renueva es la forma de utilizarla para intentar sacarle el máximo partido.

Si creamos un código propio, basado en un sistema flexible, que nos permita ir cumpliendo las tareas según su prioridad, pero con el que podamos posponerlas si no las cumplimos en un determinado plazo (que nos marcamos nosotros mismos, como por ejemplo una semana, dependiendo de su importancia). A base de ensayo y error seremos capaces de descubrir cuál es el sistema que mejor nos conviene.

Para mí, ese es el sistema que mejor me ha funcionado. Tanto si tienes una agenda que compras, como si te haces tú una propia, lo más importante es que el sistema que elijas no sea demasiado exigente. Para conseguir el equilibrio es necesario ser conscientes y realistas sobre la cantidad de cosas que seremos capaces de hacer.

No sirve de nada poner que haremos mil cosas al día cuando sabemos que tenemos que ir a clase o al trabajo y no tendremos tanto tiempo como nos gustaría. Hay que contar con el tiempo y esfuerzo que requerirá cada actividad e intentar que haya un número equilibrado de actividades que nos llevarán mucho tiempo, con otras que podremos cumplir de forma más sencilla.

Esto último es algo muy importante, ya que cuando somos capaces de cumplir los objetivos que nos marcamos para el día, conseguimos reforzar en nosotros una sensación positiva de realización. Por tanto, llenar las páginas de la agenda con tareas que no podremos cumplir lo único que consigue es que nos frustremos por no poder cumplir una lista llena de objetivos imposibles.

En realidad, no existe un sistema infalible que nos diga exactamente qué hacer y qué páginas son las que tiene que llevar una agenda sí o sí. Libros, películas, series, conciertos, cosas que quiero hacer, etc., son títulos de posibles páginas que incluir, pero insisto en que eso no es lo importante de esta herramienta, ya que eso dependerá de los gustos de cada uno.

Y vosotros, ¿cómo os organizáis?

#Organización2

#Organización2

¡Hola Venusianas y Venusianos! Bienvenidos a otra nueva entrada sobre la organización del blog. En esta ocasión solamente quiero comentaros unos pequeños cambios.

A partir de ahora, el ritmo de las publicaciones va a pasar de una entrada semanal a una cada 15 días. No quería bajar la cantidad de publicaciones, pero ahora mismo no estoy teniendo el tiempo necesario para poder preparar el tipo de contenido que me gustaría publicar.

Además de seguir compartiendo mi experiencia y mi punto de vista, quiero introducir en el blog más contenido relacionado con la traducción. Otro motivo por el cual necesito bajar el ritmo de publicaciones, ya que este tipo de entradas necesita un tiempo de preparación mayor.

Se han actualizado algunas de las imágenes destacadas de las antiguas publicaciones para no abusar siempre de las mismas y renovar un poco la imagen del sitio. También se han introducido nuevas categorías:

  • VenusianaTranslations:

En esta sección además de aparecer la presentación del sitio, hablaré de todos aquellos temas relacionados con la organización del mismo.

Se explicarán las distintas categorías de las que consta el blog y en qué consisten; y también incluiré las entradas relacionadas con la web y mis distintas experiencias como creadora de contenido en línea.

  • VenuTraducciones:

Puede sonar parecido al apartado anterior, pero en estas entradas aparecerán ejemplos de traducciones que he hecho, junto con un pequeño comentario macrotextual y microtextual.

El objetivo será compartir con los lectores los retos y dificultades a las que nos podemos enfrentar dependiendo del tipo de texto, del tipo de encargo, del plazo que tengamos, etc.

Espero que os sigan gustando las publicaciones y que sea fácil navegar a través de la forma en al que están organizadas. ¡Besitos!

#Colegiala5 (La Ciclos)

#Colegiala5 (La Ciclos)

Como ya os conté en la entrada #Colegiala2 (Acceso a la universidad), utilicé la nota media de un Ciclo Formativo de Grado Superior para acceder a la universidad, pero no os dije cuál. La cuestión es que no he cursado un solo ciclo, sino que he realizado dos titulaciones de grado superior. En realidad he cursado tres, pero el primer ciclo de todos no lo llegué a terminar porque me puse a trabajar.

De los ciclos que sí he terminado y de los cuales poseo certificación, uno se llama Agencia de Viajes y Gestión de Eventos; y el otro se llama Guía, Asistencia e Información Turística. El primero lo cursé en mi misma ciudad, Murcia, pero el segundo lo cursé en otra ciudad distinta, en Cartagena.

El primero que hice fue el de Agencia de Viajes (AAVV), el cual empecé en 2012 y terminé en 2014. Lo empecé por la gestión de eventos, ya que desde los 16 años trabajo como azafata de conferencias y eventos y quería completar mi formación en el sector desde el punto de vista del organizador.

Y me acabé enamorando del mundo del turismo. Además, gracias al ser un ciclo turístico era bilingüe, por lo que dábamos algunas asignaturas en inglés. Lo que terminó de convencerme para cursar este ciclo fue que también teníamos clases de francés turístico. Si una cosa tenía clara era que quería estudiar algo que tuviera que ver con los idiomas.

Al año siguiente me surgió la oportunidad de realizar el segundo ciclo superior, ya que me convalidaron todo el primer curso y parte del segundo. Como había terminado encantada con la parte turística me lancé de cabeza a realizar este ciclo, sobre todo porque me daba la oportunidad de presentarme a la certificación de Guía Turística de la Región de Murcia (algo que tengo pendiente).

Este curso lo terminé el mismo año en el que entré en la universidad (2015), pero finalmente, para entrar a la universidad presenté como nota media la del ciclo de AAVV, que ya tenía las tasas del título pagadas. Además la tramitación de mi expediente sería más rápida ya que el ciclo de guía lo hice en una ciudad diferente a la mía y yo me quería presentar en mi ciudad.

Finalmente, gracias a mi experiencia en los ciclos, sobre todo a los trimestres de prácticas (ya os contaré más adelante con entradas dedicadas), supe que me quería dedicar a estudiar idiomas. Es más, supe que no solo quería centrarme en los idiomas, sino que quería ir mucho más allá. Supe que tenía que ser intérprete y traductora.

#VenuTraducciones2 (Pues resulta que no)

#VenuTraducciones2 (Pues resulta que no)

Aquí está una intentando traducir un artículo de Wikipedia cuando de repente me doy cuenta de un par de cosas que van a cambiar mi día por completo. La primera, que en las publicaciones de Wikipedia el nombre que aparecía era mi antiguo apodo en las redes; y la segunda, que no había leído toda la política de privacidad tan detalladamente como había pensado.

Así que vengo a contaros mis últimas experiencias a ver si, además de aprender de mis errores, puedo ayudar a alguien. Al crear mi nombre de usuario (algunos ya sabéis que comencé en las redes sociales con otro nombre) utilicé un nombre de mi invención que pretendía utilizar para mi proyecto de página web y blog: Politrujamana.

Este nombre, aunque tuvo sus apoyos, tuvo muchos más detractores, por lo que decidí cambiarlo a un nombre por el que la gente de mi entorno, sobre todo del mundo de la traducción me reconocería mucho más fácilmente: Venusiana. ¿Y por qué así? Porque siempre he utilizado este apodo en Whatsapp y en otras redes, por lo que pensé en llamar así a la web y al blog.

Al mencionar las entradas en las que he colaborado traduciendo para Wikipedia quería que el nombre concordase con mi proyecto actual. Pues bien, leed bien la política de usuario y el resto de normas, e id paso a paso y poco a poco. Al querer cambiar el nombre, además de no ser posible el cambio por tratarse de un nombre «comercial», han salido a la luz un par de infracciones que estaba cometiendo y que tenían que modificarse lo antes posible.

En principio, al tratarse de una comunidad basada en el respeto y la buena fe, cuando incumplimos alguna regla dentro de su política de privacidad nos avisan con el tiempo suficiente para que podamos corregir los fallos. En el caso de que no lo sean, podemos reclamar y aportar las pruebas necesarias para demostrar que no hemos incumplido con sus normas y así poder evitar que borren nuestras aportaciones.

Primer error: pensar que tu página de usuario dentro de Wikipedia es una carta de presentación. No lo es. En esta página lo que debemos contar es nuestro paso por la comunidad: nuestras experiencias y opiniones, páginas y enlaces que hayan podido contribuir a que nuestra experiencia haya sido más sencilla, etc. También podemos añadir cosas como los idiomas que hablamos, pero sin promocionarnos. Hay que contar solamente lo relacionado con el propio sitio web.

Segundo error: no añadir el enlace del artículo traducido como referencia o fuente de mi traducción, y mira que cuando publiqué la entrada en el blog lo dejé todo bien mencionado. Al estar unida como traducción de un artículo, pero eso no es suficiente dentro de las políticas de creación de artículos. Por eso os he dicho que no lo había leído todo tan detalladamente como pensaba, lo que me ha hecho replantearme dos cosas. Ya os contaré.

Pronto más novedades en la próxima entrada de #VenuTraducciones.

¡Saludos Venusianos y Venusianas!

#Ensoñaciones4 (La venda invisible)

#Ensoñaciones4 (La venda invisible)

¿Habéis escuchado el dicho que dice «ver la paja en el ojo ajeno, y no ver la viga en el propio»? ¿Qué extraño objeto puede poseer semejante poder? Como su propio nombre indica, no se ve a simple vista, pero todos la llevamos puesta. Su principal particularidad es impedirnos ver con claridad, en determinados momentos y al tratar con determinadas personas.

Según el Centro Virtual Cervantes (CVC) el significado de esta frase hace referencia a que nos damos cuenta de los defectos ajenos con mucha facilidad, cuando los nuestros pueden ser mayores. Sin embargo, este no es exactamente el poder de la venda invisible. Esta nos enturbia el juicio, hace que no nos tomemos de igual manera una misma acción dependiendo de la persona de la que provenga.

Al ser una venda invisible habrá quien niegue su existencia, al igual que niega la existencia de la magia, como ya hemos comentado en las entradas precedentes. Ahora bien, de repente se activa y no nos deja ver lo que es evidente para otras personas. Y el tiempo que puede tardar la venda en volverse transparente dependerá de cada uno, pudiendo llegar a permanecer la persona cegada durante años, e incluso de por vida.

¿Qué es lo que hace que la prenda se active? ¿Por qué no somos capaces de sentir que la estamos llevando puesta? ¿Cómo se consigue uno quitar la dichosa venda de los ojos? ¿Acaso escapan sus poderes a nuestro control? ¿Es cosa de magia que vayamos tropezando una y otra vez con los mismos errores sin poder ponerles remedio? Está claro que aquí está pasando algo raro y tenemos que averiguar qué es.

Me hago y os hago todas estas preguntas porque todos hemos pasado por una situación similar, en la que nuestros sentimientos nos han impedido ver lo que nos estaba pasando. No obstante, personas de nuestro entorno cuya venda no se encuentra activada, sí que tenían una visión más clara de la realidad y de que estaba pasando. A ninguna persona se le activa la venda por las mismas razones que a otra, siempre varía aunque sea un poco.

Cierto es que no hemos nacido sabiéndolo todo y que es a base de experiencias como vamos aprendiendo, pero precisamente por este motivo no entiendo cómo es posible que la venda se vuelva a activar ante las mismas situaciones. ¿Por qué somos incapaces de darnos cuenta de que nos hayamos ante la misma piedra que nos hizo tropezar la otra vez?

Porque ese parece ser un efecto secundario de su poder. Una vez te ciega, puede que olvides lo aprendido y se vuelva a oscurecer ante una situación ya vivida o muy parecida. ¿Cómo es posible que no podamos reconocer el patrón? ¿Qué mecanismo es el responsable de volver invisible la venda para que al fin podamos abrir los ojos?

Así que he llegado a una especie de conclusión en este mar de incógnitas. Es posible que todo sea cosa de la venda, pero creo que en otras muchas ocasiones se trata más de algo que bien queda resumido en este refrán: «No hay peor ciego, que el que no quiere ver».

¡Saludos Venusianos y Venusianas!

#Colegiala4 (Cursillos al bolsillo)

#Colegiala4 (Cursillos al bolsillo)

Algo de lo que puedo estar orgullosa es de poder decir que nunca he dejado de formarme. Aunque estuviese trabajando nunca he dejado de estudiar, no solo idiomas, sino materias totalmente dispares entre sí. No obstante, prepararme en ámbitos distintos me ha permitido crecer y salir de mi zona de confort.

Se podría decir que cada persona ha nacido para desempeñar una función en base a sus características personales. En mi caso por ejemplo no podría ser médica, ya que en cuanto veo sangre me mareo. Sin embargo, dentro de saber que no servimos para desempeñar ciertas funciones, también es cierto que si no probamos nunca sabremos.

Conozco varias personas que se han metido a estudiar el Grado de Traducción e Interpretación porque le gustaban los idiomas, como es mi caso; pero en realidad se han dado cuenta de que no se quieren dedicar a la traducción, les gusta más la docencia. A mí personalmente siempre me ha llamado la atención la interpretación y conseguir conectar dos culturas distintas, pero hasta que no lo estudiamos no lo podemos saber cien por cien.

Todo esto lo digo porque para mí no ha sido tan fácil encontrar mi camino y gracias a que he hecho cursos de todo tipo (de auxiliar de congresos, de inteligencia emocional, de animadora turística, etc.), pude darme cuenta de cuál era el camino que quería seguir en la vida. Puede que me gusten los idiomas y se me den bien, pero eso no quiere decir que tuviera mi vocación ya decidida.

De ahí la importancia de hacer muchos cursillos, no importa si son más largos o más cortos, si son de esto, o de aquello. Lo importante es probar cosas nuevas y diferentes. Hoy en día existen un montón de formas y facilidades para hacer cursos, tanto de forma presencial, semipresencial o en línea. Dependiendo de nuestras necesidades podemos encontrar un curso para nosotros.

Además de Youtube, en el que cada día hay más canales donde aprender prácticamente todo lo que se quiera, existen aplicaciones para el teléfono móvil o la tableta en las que poder encontrar todo tipo de cursos. Tenemos tanto las específicas que solo ofrecen cursos de idiomas (Duolingo, Drops, etc.), tanto las que tienen un catálogo un poco más grande de cursos para ofrecer, con temas mucho más específicos que los que encontramos habitualmente.

Hoy quiero hablaros de Coursera, que para aquellas personas que no la conozcan, se trata de una aplicación que funciona como un súper pero de cursos. Se pueden encontrar todo tipo de cursos, gratuitos o de pago, en los que generalmente se ofrece un certificado tras la realización del curso, lo que es un gran punto a favor a la hora de poder incluirlos en nuestro currículum. Es posible que en algunos cursos que son gratuitos, sí que tengamos que pagar por el certificado, pero aparece todo detallado en la información del curso. 

Esta aplicación que también funciona a través de un buscador web que nos ofrece cursos los cuales pueden variar entre arte y humanidades, negocios, informática, matemáticas y lógica, desarrollo personal, idiomas, y un largo etcétera de temas y subtemas mucho más específicos y especializados entre los que poder perderse aprendiendo de forma fácil y desde la comodidad de nuestras casas.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!

#Venusiana4 (Calendarios)

#Venusiana4 (Calendarios)

Para mí el calendario es una delas herramientas que más me ha ayudado a la hora de mi organización, especialmente a corto y medio plazo. Los calendarios que más utilizo y que más prácticos me resultan en mi planificación son dos: el calendario mensual, que me permite poder ver los eventos más importantes de todo el mes de un solo vistazo; y el calendario anual o planning, que me permite hacer lo mismo pero más a largo plazo.

Estas dos herramientas me permiten dividir y subdividir mis grandes objetivos en tareas más pequeñas que me permitan conseguir mis metas de forma más sencilla. Cuando tengo que realizar una traducción de diez mil palabras para dentro de quince días, no es lo mismo hacerlas todas en un dos días, que fragmentarlas en mil palabras diarias.

Al combinar una herramienta más a corto plazo con una más a largo plazo, puedo conseguir planificar mucho mejor en el tiempo mis tareas, con lo que consigo una forma más efectiva en la que efectuarlas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que cualquier día somos susceptibles de sufrir imprevistos por lo que en muchas ocasiones tendremos que reorganizar el calendario.

No me gusta desaprovechar papel, pero he descubierto que como soy de esas personas a las que les encantan los rotuladores, los colores, las pegatinas, y todo lo que podemos encontrar en una papelería. Según mi experiencia, para mí es mejor tener un folio en el que ir apuntando y tachando las tareas dependiendo de mis necesidades.

Puede que para mí no hayan terminado funcionando tan bien como el método de toda la vida de un papel y un lápiz, pero también soy una persona a la que le encantan las herramientas telemáticas que nos facilitan la vida. De hecho, quiero compartir a continuación una serie de aplicaciones que he probado y me han gustado mucho en lo referente a calendarios y organización en el tiempo.

Por ejemplo, la que más he utilizado que me permite tener tanto un calendario mensual como anual es Sectograph. Se trata de una aplicación para el teléfono móvil desde la que podemos ver con un widget todos nuestros eventos programados, tanto para el día, como el mes como el año. Al estar vinculada con nuestro calendario de Google podremos actualizar lo eventos desde cualquier parte. Aquí tenéis una imagen de cómo se vería:

Espero que os pueda ser de utilidad. Y para aquellos que prefieran el formato en papel como yo, aquí os dejo un ejemplo de las platillas que hago con la hoja de cálculo (ya sea Calc o Excel, eso lo dejo en vuestras manos). Esta es para enero de 2019: