Categoría: #Venusiana

#Venusiana6 (Agenda)

#Venusiana6 (Agenda)

En esta publicación quería dejar reflejado lo importante que es para mí esta herramienta, pero que a la vez también fuera una entrada que pudiera ser de utilidad para cualquier persona que la leyese. ¡El grial de mis herramientas de trabajo! No sé qué haría sin ella.

Cada persona tendrá su método favorito para poder organizar su vida, como por ejemplo utilizar dos agendas, una para la vida personal y otra distinta para el trabajo. Por este motivo, me gustaría aclarar que cada uno puede utilizar el tipo de agenda que mejor le convenga, incluyendo los bullets journals, que se pusieron tan de moda hace unos años.

Como cada uno se organice ya es cosa suya, pero la agenda es una de las mejores formas de poder llevar un control a corto, medio y largo plazo de todas nuestras actividades, eventos y plazos, durante todo un año. De hecho, no es que sea una herramienta nueva e innovadora que viene a resolvernos la vida. Lo único que cambia y se renueva es la forma de utilizarla para intentar sacarle el máximo partido.

Si creamos un código propio, basado en un sistema flexible, que nos permita ir cumpliendo las tareas según su prioridad, pero con el que podamos posponerlas si no las cumplimos en un determinado plazo (que nos marcamos nosotros mismos, como por ejemplo una semana, dependiendo de su importancia). A base de ensayo y error seremos capaces de descubrir cuál es el sistema que mejor nos conviene.

Para mí, ese es el sistema que mejor me ha funcionado. Tanto si tienes una agenda que compras, como si te haces tú una propia, lo más importante es que el sistema que elijas no sea demasiado exigente. Para conseguir el equilibrio es necesario ser conscientes y realistas sobre la cantidad de cosas que seremos capaces de hacer.

No sirve de nada poner que haremos mil cosas al día cuando sabemos que tenemos que ir a clase o al trabajo y no tendremos tanto tiempo como nos gustaría. Hay que contar con el tiempo y esfuerzo que requerirá cada actividad e intentar que haya un número equilibrado de actividades que nos llevarán mucho tiempo, con otras que podremos cumplir de forma más sencilla.

Esto último es algo muy importante, ya que cuando somos capaces de cumplir los objetivos que nos marcamos para el día, conseguimos reforzar en nosotros una sensación positiva de realización. Por tanto, llenar las páginas de la agenda con tareas que no podremos cumplir lo único que consigue es que nos frustremos por no poder cumplir una lista llena de objetivos imposibles.

En realidad, no existe un sistema infalible que nos diga exactamente qué hacer y qué páginas son las que tiene que llevar una agenda sí o sí. Libros, películas, series, conciertos, cosas que quiero hacer, etc., son títulos de posibles páginas que incluir, pero insisto en que eso no es lo importante de esta herramienta, ya que eso dependerá de los gustos de cada uno.

Y vosotros, ¿cómo os organizáis?

#Venusiana5 (Mapas Mentales)

#Venusiana5 (Mapas Mentales)

Cuando eres una persona curiosa, activa e inquieta, a la que le gusta llevar numerosas actividades en danza —porque no puedes estar quieta, básicamente— es necesario tener un buen sistema de organización. Para no acabar con ganas de saltar por la ventana, los mapas mentales son de las mejores herramientas que conozco para segmentar las tareas y poder establecerlas según su prioridad.

Me parece que ya os mencioné esta herramienta en #Venusiana3 (Caos Personal) diciendo que a mi parecer merece tener una entrada propia, ya que creo que es importante dar a conocer en qué consiste y cómo funciona. Aunque en realidad es muy sencillo y hay poco que explicar, de hecho, es otra de las razones por las cuales recomiendo su uso: es muy fácil utilizarlos tanto para los teléfonos o tabletas, como para ponerlos en práctica de forma manual.

Se podrían definir como una especie de esquemas para poder organizar nuestros pensamientos de una manera visual. Los mapas parten de un punto central, que sería nuestro gran objetivo a conseguir, por ejemplo: «Certificado Francés B2». El siguiente paso será dividir este gran objetivo en no demasiadas partes, y ahora se entenderá el porqué. (Pero solo es mi opinión y lo ideal es que cada uno investigue hasta encontrar lo que mejor le funciona).

Existen miles de aplicaciones, tanto gratuitas como de pago, en las cuales poder crear nuestros planes. Si somos de las personas que prefieren hacer las cosas por sí mismas, siempre podemos adquirir una libreta o un paquete de folios y pintar esquemas con colores. Para aquellos que prefieran tener siempre a mano y de forma accesible sus mapas, existen aplicaciones como: SimpleMind Free.

Seguir leyendo “#Venusiana5 (Mapas Mentales)”

#Venusiana4 (Calendarios)

#Venusiana4 (Calendarios)

Para mí el calendario es una delas herramientas que más me ha ayudado a la hora de mi organización, especialmente a corto y medio plazo. Los calendarios que más utilizo y que más prácticos me resultan en mi planificación son dos: el calendario mensual, que me permite poder ver los eventos más importantes de todo el mes de un solo vistazo; y el calendario anual o planning, que me permite hacer lo mismo pero más a largo plazo.

Estas dos herramientas me permiten dividir y subdividir mis grandes objetivos en tareas más pequeñas que me permitan conseguir mis metas de forma más sencilla. Cuando tengo que realizar una traducción de diez mil palabras para dentro de quince días, no es lo mismo hacerlas todas en un dos días, que fragmentarlas en mil palabras diarias.

Al combinar una herramienta más a corto plazo con una más a largo plazo, puedo conseguir planificar mucho mejor en el tiempo mis tareas, con lo que consigo una forma más efectiva en la que efectuarlas. Sobre todo, si tenemos en cuenta que cualquier día somos susceptibles de sufrir imprevistos por lo que en muchas ocasiones tendremos que reorganizar el calendario.

No me gusta desaprovechar papel, pero he descubierto que como soy de esas personas a las que les encantan los rotuladores, los colores, las pegatinas, y todo lo que podemos encontrar en una papelería. Según mi experiencia, para mí es mejor tener un folio en el que ir apuntando y tachando las tareas dependiendo de mis necesidades.

Puede que para mí no hayan terminado funcionando tan bien como el método de toda la vida de un papel y un lápiz, pero también soy una persona a la que le encantan las herramientas telemáticas que nos facilitan la vida. De hecho, quiero compartir a continuación una serie de aplicaciones que he probado y me han gustado mucho en lo referente a calendarios y organización en el tiempo.

Por ejemplo, la que más he utilizado que me permite tener tanto un calendario mensual como anual es Sectograph. Se trata de una aplicación para el teléfono móvil desde la que podemos ver con un widget todos nuestros eventos programados, tanto para el día, como el mes como el año. Al estar vinculada con nuestro calendario de Google podremos actualizar lo eventos desde cualquier parte. Aquí tenéis una imagen de cómo se vería:

Espero que os pueda ser de utilidad. Y para aquellos que prefieran el formato en papel como yo, aquí os dejo un ejemplo de las platillas que hago con la hoja de cálculo (ya sea Calc o Excel, eso lo dejo en vuestras manos). Esta es para enero de 2019:

#Venusiana3 (Caos Personal)

#Venusiana3 (Caos Personal)

Tanto si sois de las personas que aman escribir a mano, los rotuladores de colores, las pegatinas, etc.; como si sois de las personas que adoran la tecnología y todo lo que tenga que ver con las herramientas telemáticas, existe un tipo de herramientas específicas para vosotras.

Los seguidores habituales del blog podrían pensar que seguir hablando sobre organización es algo incoherente por mi parte, ya que en el último mes no estoy siendo todo lo puntual y constante que debería a la hora de subir entradas. Sin embargo, aquí estoy hablando sobre cómo organizarse para alcanzar nuestros objetivos de forma más efectiva.

Para mí, existen tres herramientas sin las que no podría pasar: una agenda, calendarios mensuales y mapas mentales. Me han ayudado muchísimo, tanto a corto como a largo plazo, y por eso les quiero dedicar una entrada exclusiva a cada uno de ellos y así poder contaros como las uso en profundidad y por qué son piezas fundamentales en mi día a día.

Sin embargo, no son las únicas herramientas que utilizo para poder aumentar mi efectividad. Desde mi experiencia he descubierto que para ser más efectiva tengo que organizar mis objetivos según su importancia y su temporalidad. Hay que desmembrar cada tarea en tareas más pequeñas de forma que se puedan realizar fácilmente.

Una de mis aplicaciones favoritas y que más me ayuda a la hora de concentrarme se llama TimeDoser y funciona a modo de temporizador para el ordenador, pero mejorado y con más funciones. Esta pequeña aplicación de escritorio permite establecer tiempos de trabajo (desde 15 a 60 minutos), con sus respectivos descansos (que pueden variar desde 5 a 15 minutos los cortos, y de 15 a 30 minutos los largos).

Si nuestra capacidad de concentración nos permite trabajar durante 45 minutos seguidos, podemos establecer descansos cortos de 5 o 10 minutos y seguir trabajando durante otros 45 minutos. Una vez hayamos completado dos o tres espacios de trabajo se recomienda establecer algún descanso más largo que dure unos 15 o 20 minutos, como cuando vamos a clase.

Una vez tengamos nuestra rutina establecida y sepamos cómo nos conviene segmentar nuestro trabajo y sus descansos, solo tendremos que pulsar el temporizador y dedicarnos a concentrarnos en nuestros objetivos para ese día. Podemos elegir que nos avise tanto a través de sonidos como de notificaciones en pantalla.

Para terminar, os diré que priorizar y organizar las tareas según su fecha límite y el trabajo necesario para alcanzar cada objetivo son claves para llegar a ser cada día más efectiva, a pesar de las adversidades. Pequeñas aplicaciones como está, que pueden parecer innecesarias, son las que más me han ayudado a la hora de ser más productiva durante mi tiempo de trabajo.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!

#Venusiana2 (Constancia)

#Venusiana2 (Constancia)

Para ser una de las primeras entradas sobre traducción, puede parecer que la constancia no está relacionada directamente ni con la traducción ni con la interpretación. Sin embargo, es un factor imprescindible para todos aquellos que quieran dedicarse a estas dos profesiones. En ambas especializaciones la constancia es un factor clave.

Es lógico, ¿no? A lo largo de nuestra vida, la paciencia y la constancia son componentes fundamentales para el éxito de cualquier proyecto que emprendemos. Además, la cosa se complica si tenemos en cuenta que los idiomas, por muy bien que se nos den o lo fácil que puedan parecer, no se aprenden de la noche al día.

Para los traductores, es necesario practicar con asiduidad para poco a poco ir adquiriendo, mejorando y afianzando nuestro nivel. Hay que leer mucho, mucho, muchííísimo en los idiomas que estudiamos, no solo en la lengua materna. Conocer la cultura del texto de origen es igual de importante que conocer la cultura del texto meta.

Para poder entrenar mi constancia decidí crear este proyecto ya que mantener una entrada semanal (o ese es mi plan) supondrá una verdadera motivación y un reto. Mi objetivo es que el blog me permita llevar un ritmo de publicaciones que pueda compaginar con el último año de carrera (y sobre todo con el TFG, y no creo que necesite añadir mucho más).

Por este motivo, ánimo a todos aquellos que quieran entrenar su constancia a comprarse una agenda (para utilizarla, obviamente); a buscar unos calendarios (vista mensual); y que con su ayuda se establezcan, se organicen y se programen unos objetivos a corto, medio y largo plazo. Si conseguimos hacer un buen uso de estas herramientas tendremos la base para ser capaces de mantener cualquier proyecto durante el tiempo que sea necesario.

¡Gracias por dejarte caer y hasta la semana que viene Venusianas y Venusianos!

¡Besicos! 🙂

#Venusiana

#Venusiana

Decidí que hoy fuese la primera entrada del blog por un motivo muy especial: ¡hoy es mi cumpleee! Y para celebrarlo decidí lanzarme de una vez por todas y de cabeza a este proyecto en el que llevo trabajando ya algún tiempo, pero que no parecía encontrar el momento de salir a la luz.

Para mí, septiembre suele ser un mes de comienzos. Por un lado, a nivel formativo comienzo el último año del Grado; y por otro lado, recién cumplo los 31 añitos. Por estas dos buenas razones pensé que no había mejor momento para empezar este proyecto lleno de ilusión.

¿Y por qué elegí llamarme así? La verdad que tenía pensado otro nombre totalmente distinto, de hecho ya había comenzado a escribir el blog en WordPress, pero a raíz de un curso de Aspectos Profesionales de la Traducción que se realizó en mi universidad, decidí cambiar de nombre y utilizar uno que se adaptara mucho mejor a mí.

El nombre con el que ya había empezado a publicar era Politrujamana, que proviene de trujamán, que significa traductor, por lo que trujamana sería el equivalente de traductora, y poli que indicaba que estudio cómo traducir en varias lenguas.

Al consultar este nombre recibí diferentes respuestas que iban de lo positivo a lo negativo, sin embargo cuando lo consulté con profesionales del sector me sugirieron que de cara a un público extranjero podría resultar un nombre difícil de pronunciar.

Pasé por una etapa de búsqueda y comparación de información en blogs de otros traductores o de marketing, y así recogí ideas para poder crear un nombre que me representara. Me costó decidirme por este nombre porque no solo tenía que ser un nombre que me gustase a mí, sino que tenía que ser fácil de recordar por mi público objetivo.

Venusiana, es un apodo que llevo utilizando en las redes desde hace mucho tiempo, incluso es mi nombre alternativo en whatsapp. La gran mayoría de mis compañeros de promoción me conocen con este sobrenombre, así que pensé que era una opción más sencilla y que me representaba mejor.

Aquí os dejo una pequeña lista con los sitios que a mi parecer me resultaron más útiles y que espero que a vosotros también os sirvan:

-Mglobal, Marketing Razonable → Name & Company:

https://mglobalmarketing.es/blog/naming-elegir-nombre-de-marca-empresa/

-Traducir para contarlo → Con el nombre hemos topado:

https://traducirparacontarlo.wordpress.com/2011/09/05/con-el-nombre-hemos-topado/#ampshare=https://traducirparacontarlo.wordpress.com/2011/09/05/con-el-nombre-hemos-topado/

-Traducir & Co → El origen del nombre de algunos blogs de traducción:

https://traducirco.com/el-origen-del-nombre-de-algunos-blogs/

-En la luna de Babel → Lo que esconde un nombre:

https://enlalunadebabel.com/2014/01/14/lo-que-esconde-un-nombre/amp/

-Weebly → ¿Por qué es importante el vínculo entre tu marca y la psicología del color para tus productos?:

http://es.weebly.com/blog/psicologia-color