#Venusiana3 (Caos Personal)

Tanto si sois de las personas que aman escribir a mano, los rotuladores de colores, las pegatinas, etc.; como si sois de las personas que adoran la tecnología y todo lo que tenga que ver con las herramientas telemáticas, existe un tipo de herramientas específicas para vosotras.

Los seguidores habituales del blog podrían pensar que seguir hablando sobre organización es algo incoherente por mi parte, ya que en el último mes no estoy siendo todo lo puntual y constante que debería a la hora de subir entradas. Sin embargo, aquí estoy hablando sobre cómo organizarse para alcanzar nuestros objetivos de forma más efectiva.

Para mí, existen tres herramientas sin las que no podría pasar: una agenda, calendarios mensuales y mapas mentales. Me han ayudado muchísimo, tanto a corto como a largo plazo, y por eso les quiero dedicar una entrada exclusiva a cada uno de ellos y así poder contaros como las uso en profundidad y por qué son piezas fundamentales en mi día a día.

Sin embargo, no son las únicas herramientas que utilizo para poder aumentar mi efectividad. Desde mi experiencia he descubierto que para ser más efectiva tengo que organizar mis objetivos según su importancia y su temporalidad. Hay que desmembrar cada tarea en tareas más pequeñas de forma que se puedan realizar fácilmente.

Una de mis aplicaciones favoritas y que más me ayuda a la hora de concentrarme se llama TimeDoser y funciona a modo de temporizador para el ordenador, pero mejorado y con más funciones. Esta pequeña aplicación de escritorio permite establecer tiempos de trabajo (desde 15 a 60 minutos), con sus respectivos descansos (que pueden variar desde 5 a 15 minutos los cortos, y de 15 a 30 minutos los largos).

Si nuestra capacidad de concentración nos permite trabajar durante 45 minutos seguidos, podemos establecer descansos cortos de 5 o 10 minutos y seguir trabajando durante otros 45 minutos. Una vez hayamos completado dos o tres espacios de trabajo se recomienda establecer algún descanso más largo que dure unos 15 o 20 minutos, como cuando vamos a clase.

Una vez tengamos nuestra rutina establecida y sepamos cómo nos conviene segmentar nuestro trabajo y sus descansos, solo tendremos que pulsar el temporizador y dedicarnos a concentrarnos en nuestros objetivos para ese día. Podemos elegir que nos avise tanto a través de sonidos como de notificaciones en pantalla.

Para terminar, os diré que priorizar y organizar las tareas según su fecha límite y el trabajo necesario para alcanzar cada objetivo son claves para llegar a ser cada día más efectiva, a pesar de las adversidades. Pequeñas aplicaciones como está, que pueden parecer innecesarias, son las que más me han ayudado a la hora de ser más productiva durante mi tiempo de trabajo.

¡Saludos Venusianas y Venusianos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.